Hoy el empresario no necesita estar al tanto de cada detalle de la empresa de manera personal, porque construye un equipo en quien confía y al que puede supervisar de manera remota.